jueves, 29 de diciembre de 2016

CARLOS FUENTES: AQUILES Y KIKE, DOS CARAS DE COLOMBIA (II)

miguel angel herrera zgaib

Según la novela, a Aquiles no le gustaba perder una. Pero, una vez perdió un partido de fútbol, porque marró un gol posible, y armó las de San Quintín.

Entonces, le echó su perro "Príncipe" a los contrincantes: "Hubo muchachos heridos, mordidos, sangrantes. El réferi agarró al Príncipe del collar y lo sometió.. El padre se enteró. Lo regañó, lo trató de caprichoso, cruel e inservible...Y decidió mandarlos a todos a estudiar con los jesuitas. La culpa la tenía la educación en casa."

El pretexto de Aquiles fue dizque prevenir la violencia del equipo contrario, anticipándose a la endiablada lógica de la guerra. Lo recordaba caminando por la cerrada manigua de Santiago, en compañía de los otros tres aventureros, preparándose para ser revolucionarios: "Caminando horas enteras a ciegas entre el monte y el páramo: pueblo, naturaleza, gente, admite, Diomedes, que lo ignoramos todo."

Y Aquiles piensa y dice:

"No nos parecemos a los indios, nos parecemos a los españoles.
Somos criollos, hijos de europeos.
A lo sumo, tenemos sangre mestiza, pero más española que india.
Nos educaron como europeos.
Nuestras vidas revolucionarias vienen de Europa. Marx, Engels, Gramsci, Lenin."

Y sigue la marcha del relato: "...nada salva nuestro miedo compartido...cuando nos detenemos quisiéramos cada uno a su modo...escondernos en una cueva y olvidar todo lo que ha pasado antes para recordar lo que debe pasar ahora: la revolución. Ospina, Bateman, Fayad, el turco, Pizarro: Comandante Papito".

Y luego los interrogantes acerca de los compas de viaje:

-¡Podremos de veras entendernos con ellos? -
" Nadie le contestó a Aquiles. Abundaron en las razones por las que rechazaron al partido Comunista, su miedo al triunfo revolucionario en América Latina para no crearle problemas internacionales a la URSS en el coto de los gringos."

Y la decisión de Aquiles vino luego:

"En cuanto Aquiles tomó la decisión de luchar, los hermanos votaron: - Te seguiremos.
No valieron las razones del guerrillero: con un muerto bastaba, se rio Aquiles, piensen en nuestros padres; es posible hacer muchas cosas por fuera."

Los hermanos le dijeron a Aquiles:

Te vamos a acompañar en el camino.

Ver primera parte en el blog: www.seminario.internacional.gramsci.blogspot.com


(continúa)

miércoles, 21 de diciembre de 2016

UNA INTERLOCUCIÓN SOBRE POLÍTICA GLOBAL Y EL MEDIO ORIENTE

El 20 de diciembre de 2016, 19:57, Fernando Dorado <ferdorado@gmail.com> escribió:
Apreciado Miguel, tema espinoso. La lección de Libia obliga a hacernos varias preguntas. Es claro que Gadafi y Bashar Al-asad son autócratas, así como lo eran Ben Ali y Mubarack. En donde hubo realmente pueblo movilizado, los imperios occidentales no tuvieron que intervenir. Pero surgen varias preguntas: ¿Por qué la Otan no interviene en Yemen en contra de la intervención saudí? ¿Por qué nunca han intervenido contra otras autócratas? 

No queda claro su posición querido Miguel. En la primera parte de su escrito pareciera que los ejércitos yihadistas financiados y apoyados por EE.UU., Francia y Turquía fueran fuerzas "rebeldes" que quieran liberar a los sirios. Si realmente fuera una amplia rebelión popular ya habrían tumbado a Al-asad.

Después, más o menos, queda la idea de que es un pueblo sometido por la intervención geopolítica y la disputa entre EE.UU. y la OTAN,y Rusia, Irán, China y Hezbolá, lo cual es cierto pero nos toca asumir una posición. Voy con el bloque de Rusia, en este caso. EE.UU. sigue siendo nuestro enemigo principal, aunque pareciera que ese tipo de alinderamiento ya no fuera oportuno. 

UNA RESPUESTA EN EVOLUCIÓN

Estimado Fernando, tus preguntas y cuestionamientos son válidos y bien orientados. Enseguida, en lo posible, responde a ellos.

SOBRE LA GUERRA CIVIL EN SIRIA  Y LA CAÍDA DE ALEPO

                                                             Primero, hago unas aclaraciones, en una telaraña de posibles confusiones, afectadas, en primer lugar, por la distancia de ambos, del teatro de los acontecimientos, y con deficiencias en los cruces de información que pueden hacerse.

A propósito de los Rebeldes

Los rebeldes a los que me refiero, lo son contra el régimen de Bashar al Asad, y distingo dos tipos: los yihadistas voceros del EI, o el Califato islámico, de una parte; y de otra, herederos de Al Qaeda, separados de este proyecto anterior, Al Nushra. En ningún caso equiparo a rebeldía con revolución, aunque pueden converger. Por ejemplo, cito el caso del ejército rebelde, en el proceso de la revolución cubana

Igualmente, es claro, que en este escenario, del orden imperial, al modo como en buena parte lo explican Negri & Hardt, no hay más "un adentro y un afuera" en las crisis nacionales tardías que observamos. Por lo que estas fuerzas representan en mi interpretación de la corriente situación dos relaciones de fuerzas que hacen oposición al régimen de al Asad, que tiene de su lado a Rusia e Irán, con la posición basculante del régimen de Turquía, que presidido por Tayyip Erdogan logró quebrar preventivamente la rebelión interna que se atribuya a Fethullah Gulen, con la complicidad y/o pasividad relativa, es lo que parece hasta ahora, de la UE, y los Estados Unidos, a la manera como ocurrió en la antigua Yogoeslavia.

Dicho lo cual, los rebeldes sunitas del Al Nusra, Jabhat Fateh al-Sham (Frente para la conquista del Levante) junto con un contingente de kurdos, Unidades de la Protección del Pueblo (YPG), ligados al Partido de los trabajadores del Kurdistán; y otras fuerzas de diversa procedencia, contrarias al régimen dictatorial de Bashar al Asad. Tienen apoyos con cuentagotas de la UE, de Estados Unidos, Gran Bretaña, quienes no quisieron ofrecer su poder aéreo, para conquistar Alepo; y hasta donde se sabe presencia de Arabia Saudita que contribuye a ambos mandos, según sus intereses de hegemón en la península, con sus socios petroleros, los Emiratos árabes unidos, más Kuwait.

Este papel regional reaccionario de Arabia Saudita está compartido con Israel, quien es el alfil estadounidense más confiable, a punta de miles de millones de dólares y respaldo atómico y de inteligencia, desde el desenlace de la II Guerra Mundial. Se trataba antes de mantener a raya a la Unión Soviética, y luego a Irán, - después del derrocamiento del Sha -, y el desencadenamiento de la revolución chíita liderada por Khomeini, que ponía en riesgo el fundamentalismo guahaví, del que provino Al Qaeda, y con el cual los sátrapas saudís mantienen la dominación ideológica sobre los subalternos peninsulares. Y el laicismo de Sadam Hussein, heredero decadente de la República árabe unida que creara Nasser, durante el florecimiento del tercer campo, el de  "Los no alineados." Esta república solamente duró de 1958 hasta 1961. 

Reaccionarios y progresistas

Dicho lo cual, queda claro que no hay una amplia rebelión popular contra al Asad, porque el campo de las fuerzas subalternas está atravesado por la división religiosa entre sunitas, entre sí, y los chiíes, para hablar del Islamismo regional. El antecedente de este desastre está en la fractura y derrumbe de la que fuera el proyecto de la República árabe unida, un intento modernizador que tuvo a Egipto y Siria como socios con la conducción de la dictadura "progresista" de Gamal Abdel Nasser, quien resolvió la crisis del canal de Suez con el apoyo de la Unión Soviética. Como respuesta a este proyecto se intentó en el mismo año la Federación árabe de Irak y Jordania, con fundamento en la dinastía Hachemita, pero no pasó del año 1958. 

Yemen del sur era un régimen progresista, con apoyos soviéticos de antaño, cuyo aplastamiento fue propiciado por los aliados occidentales en favor de sus socios petroleros encabezados por los saudíes. Pero, claro, Siria no es un emporio petrolero, sino una posición estratégica de control y contención para los dos grandes bloques de poder que se disputan el oro negro. Y, comparativamente, era el país con mayor desarrollo industrial comparativo entre los países árabes, con centro en la ciudad de Alepo.

Estados Unidos nunca ha estado interesado en la denominada "primavera árabe" y su progresismo, porque tiene el poder regional de Irán y sus intereses estratégicos, hasta que propició un arreglo circunstancial durante la administración Obama, luego de sufrir un criminal bloqueo, que comenzó con la crisis de los rehenes en Teherán, desde los tiempos del "demócrata" Jimmy Carter.

La toma de posición 

Haces mención a China, conviene también tomar en cuenta a Francia, Alemania  y Turquía, que tienen juegos particulares y complementarios. Yo llamo la atención sobre este trío para el posterior desenlace de la crisis, que, en primer lugar, tiene que tomar en cuenta el hacer político de los subalternos, dentro y fuera de Siria, las dos fuerzas principales, sunitas y chiitas, así como kurdos, laicos y maronitas, cuyos intereses materiales no son coincidentes. Afectados todavía por las divisiones establecidas primero por el colonialismo otomano, el imperio turco, reemplazado luego por el imperialismo occidental con sus dos cabezas, Inglaterra y Francia; y después con la intervención estadounidense que favoreció la creación del estado de Israel en Palestina, que dejó expósito hasta hoy el proyecto de un Estado palestino cuya existencia no conviene a Israel y tampoco a Arabia Saudí, y cuya tragedia se expresa bien en la oposición entre Hamas, gobernante en Gaza, y  la OLP, gobernante en Cisjordania.

Yo estoy, igualmente, atento al quehacer y devenir de China, relativamente chantajeado por la relación económica con Estados Unidos, donde aquella se realizan los excedentes de su economía de capitalismo industrial estatal, que sigue controlado por el PCCh, heredero del reformismo modernizante de Deng Tsiao Ping, que reprime cualquier rebeldía interna, empezando por la masacre de Tienamen de 1989. Está también por verse los resultados de la Francia de Hollande, quien ya está de salida, y la Alemania de Merkel, que puede perder en las elecciones por venir.

Igual es importante conocer qué tanto de disidencia puede intentar Turquía para dejar de ser el tapón que le permita ingresar en la UE, que se le barajó por varios años. Es un peón de brega díscolo, pero ahora más alebrestado por su alianza estratégica con Rusia, que ya cobró una víctima, el asesinato del embajador Karlov en Ankara. 

Este devenir tiene mucho que ver con la conferencia de la que es anfitrión Francia, por estos días; que no quiere abandonar el juego en el Medio Oriente por nada del mundo, y que tiene un apoyo débil en la Siria de al Asad, y el Líbano de Harari, quien acaba de ser elegido con el apoyo de Hezbolá; y Jordania que quiere estar bien con todos.

Así que no me inclino por ninguno de los dos bloques en la disputa de Alepo, por lo que hablé del Misterio de  Alepo, y éste, en consecuencia, se resuelve con el grado de autonomía que puedan desplegar los subalternos en el teatro de la guerra civil en Siria, que en lo militar viene inclinándose por el gobierno autocrático de Bashar al Asad, que no es novedad en el Medio Oriente, y sus aliados circunstanciales, con la Rusia de Putin a la cabeza, que no quiere perder su baza allí emplazada, que es garantía de sus avances hegemónicos en Crimea y la disputada Ucrania, para empezar. 

Los invito a ver:  "En PlurAL" de Gramsci TV. Proyecto del Grupo PyP y la SGG, Sociedad GlobAL Gramsci.

Próxima entrega:  Subalternos: Voces de Paz y Reconciliación, el proyecto Farc  y la Paz Democrática.



Miguel  Angel  Herrera Zgaib

lunes, 19 de diciembre de 2016

LA OTRA NOVENA
SOLIDARIDAD CON EL ARZOBISPO DE CALI.

miguel angel herrera zgaib
profesor asociado C.Política, Unal.
Director Grupo investigación Presidencialismo y participación,
Sociedad GlobAL Gramsci, SGG/GGS, Gramsci GlobAL Society

"Muerte a las Farc, a Santos y a los clérigos comunistas". ET, 19/12/2016, p. 12,

El arzobispo de Cali, Darío de Jesús Monsalve, una firme personalidad democrática, de las pocas que pueden expresarse y ser escuchadas más allá de los limitados espacios en que millones de colombianos se manifiestan en su interés de preservar la vida propia y la de sus compatriotas.

El prelado recibió uno de los fatídicos sobres de la muerte que sigue circulando impunemente en Colombia, como lo hicieron, cuando menos, desde los tiempos de la Gran Violencia. Y esta conducta criminal, respaldada por cómplices pasados y presentes tiene que ser no solo rechazada, sino desentrañada sin dilaciones, y sancionada de manera eficaz.

Una respuesta clara y digna

El arzobispo de Cali, quien denunció la muerte de Alfonso Cano, el comandante de las Farc-ep, quien perdió la vida con la aquiescencia del presidente Santos, - como él mismo lo admitió -,sin arrepentimiento alguno, cuando avanzaban en la discusión de las negociaciones de paz, ha respondido desde Cali a estas aleves amenazas, así:

"Se trata de un eco al discurso político que están ejerciendo algunos en el país, de señalamientos, de una fijación política en el anticomunismo totalmente anacrónica y obsoleta, pero peligrosa."

A raíz de su pronunciamiento público se unieron voces públicas, entre ellas, la del defensor del pueblo, Juan Camilo Restrepo, la gobernadora del Valle, y el senador Cepeda, pero se extraña la del propio Santos.

Él, premio de Paz, tiene que convocar en Colombia a una jornada nacional y planetaria, acompañada con la intervención eficaz e inmediata del Fiscal Humberto Martínez y su legión de funcionarios, y del nuevo procurador, Fernando Carrillo, mediador ante el papa Francisco, en el diálogo fallido entre Santos y Uribe.

Es la hora

Se trata de poner en su lugar a los perpetradores del matoneo real y virtual contra los militantes de la ética de vida frente a los agentes de la muerte, quienes siguen ocultándose en las sombras de la impunidad, bajo los eufemismos de "los enemigos de la paz", quienes nunca muestran el rostro.

Es la oportunidad para potenciar el poder constituyente del soberano popular. Es la oportunidad para convocar una novena nacional por la paz que de respaldo multitudinario a la implementación de los acuerdos de paz con las Farc, el Eln y los reductos del Epl.

Es el tiempo propicio para avanzar en las tareas preliminares de la constituyente social, que tome distancia del no del plebiscito, aceptando la invitación de un cristiano comprometido con la vida de verdad, sin tapujos, un émulo de lo dispuesto constitucionalmente en el art. 13, en sus propias palabras:

"Es hora de ejercer la honestidad ciudadana constitucional, superando los motivos del odio, la sospecha, la mentira y la manipulación para mantener privilegios, poderes e intereses.".



martes, 13 de diciembre de 2016

A LA ESPERA DE UNA DECISIÓN SOBRE LA PAZ, UN PLAN B.

miguel angel herrera zgaib
Director grupo presidencialismo y participación, y
Sociedad GlobAL Gramsci, SGG/GGS

Distancia necesaria

Una vez que conozcamos, ojalá este martes 13, cabalístico, la decisión de la Corte Constitucional, que da vuelta en torno al fast track, y al entendimiento y aplicación de la soberanía popular, tal y como la consagró el art. 3o., se marcará entonces la distancia efectiva que hay entre una paz neoliberal, y una subalterna.

Porque la paz con las Farc-ep, con el Eln, con los reductos del Epl requiere seguridad para la insurgencia que se transforma en adversaria del "establecimiento", después que resistió y combatió la desigualdad y la exclusión por todos los medios a su alcance, y con todos los errores y actuaciones criminales que ya conocemos de parte y parte.

Una insurgencia subalterna

Que, con todo, no fue derrotada en el campo de batalla, pero que en el caso de las Farc-ep está a riesgo de quedar en "la estacada" cuando se ha dispuesto a todo por hacer la paz con su antagonista. Mientras los magistrados revolotean en torno a la luz de la paz con una parte de los subalternos que se levantaron en armas.

Para darle realidad a una política adversarial, es necesario legislar con prontitud, con respecto a la amnistía, a la justicia transicional, que permita un efectivo desenlace de la crisis de hegemonía que se ha extendido, en diferentes etapas, desde su brutal, sangriento inicio en la tragedia del 9 de abril de 1948.

Es decir, se trata de hacer posible un reencuentro entre las multitudes y una renovada dirección política y social que ha sido bloqueada a sangre y fuego desde los tiempos del gaitanismo.

Permitiendo, dándole cabida a la verdadera oposición, que no se reduce a las Farc-ep, por supuesto, para que en sus plurales manifestaciones exponga, debata y defienda en los espacios de representación su proyecto de sociedad inclusiva y plural.

Al parecer

Se teme que el partido de las Farc cuestionará los cimientos de injusticia, exclusión y opresión que el capitalismo ha sembrado en Colombia y en otras latitudes. Y esa amenaza se quiere conjurar por todos los medios jurídicos y legales al alcance del partido de la guerra; y tales "gritos" aturden a varios magistrados.

Para lo cual, quedan dos remedios. O la Corte le da el paso a la implementación por el trámite rápido; o las Farc-ep interpelan a la sociedad civil de abajo de manera directa, llamando a la instalación de los cabildos populares, para que refrenden la paz subalterna, que no neoliberal que quedó aprisionada en la indecisión de la Corte.

Porque queda probado que Colombia requiere una reforma intelectual y moral. La multitud ciudadana, al tiempo que reclama seguridad de vida para los excombatientes y los revolucionarios, exige efectivos espacios de participación política para la implementación de la paz democrática, porque ésta la necesitan todos los colombianos que prefieren el carnaval de la vida a la orgía de la muerte.

Invitados a ver: GRAMSCI tv.

sábado, 10 de diciembre de 2016

UN NOBEL DE PAZ AGRIDULCE.

Miguel Angel Herrera Zgaib
Profesor asociado, C Política, Unal.


El periplo de la paz neoliberal

"El próximo martes se iniciará el movimiento de las Farc hacia las zonas veredales transitorias. Después de 90 días se iniciará la dejación de las armas. Y en 150 días, tan solo 150, todas las armas de las Farc estarán en manos de Naciones Unidas. Ese día, las Farc como grupo armado, habrán dejado de existir." Juan Manuel Santos, entrevista con Yamid Amat, ET, 4/12/2016, p. 10



Hoy, sábado, a las 7 am., hora colombiana, Juan Manuel Santos recibe el Nobel de la Paz, en el Oslo City Hall. Se concreta así el anuncio de ser el único ganador, informado al mundo el pasado 7 de octubre, después que el plebiscito que promovió como presidente fuera derrotado por su principal y más enconado rival, el hoy senador Álvaro Uribe Vélez, quien esta semana desde Washington, siguió insistiendo en que el Centro Democrático, su partido, promoverá un referendo para echar atrás todo lo acordado.

Es un hecho también, que la Corte Constitucional decidió no hacer la felicidad completa del galardonado, pues anunció que dará su "veredicto" sobre el fast track hasta el lunes 12 de diciembre. Por lo que no pocos analistas leen esto como un síntoma que los magistrados no darán la aprobación a la vía rápida para la implementación de la paz, sino que tendrá el Acuerdo que pasar por las horcas caudinas de un congreso resabiado; y enfrentar a una oposición dispuesta a hacer "parir borugos" a los proyectos de ley que permitirán que la paz siga una trayectoria relativamente normal.

Otra cosa piensa el presidente, quien mantuvo su optimismo en la entrevista que público Yamid Amat, en El Tiempo. Antes de su partida para Oslo, en compañía de 30 invitados, a donde viajó también una importante comitiva de representantes y víctimas del conflicto armado más brutal del siglo XX. Sin embargo, no aparece en la delegación que celebrará con Santos ninguna representación de las víctimas de los "falsos positivos", que según cuentas del abogado Gustavo Gallón, alcanzan las 4190 denuncias ante la Fiscalía, y de las que apenas tienen de ellas 2241 investigaciones abiertas.

Por eso, el espaldarazo mundial que recibe la paz parcial que se discutió en La Habana, se acordó en Cartagena y se firmó en Bogotá, finalmente, en el teatro Colón, deja un sabor agridulce, e interrogantes y heridas abiertas para su implementación. En particular, de parte de quienes más la necesitan, los grupos y clases subalternas, los trabajadores, los pobres y los más pobres, los excluídos, y las minorías desfavorecidas, las multitudes, quienes a lo largo de todos estos 50 años han contabilizado la inmensa mayoría de las 260.000 muertes.

El comité que otorga el Nobel de Paz, que tiene asiento en Noruega, el país con el mejor nivel de vida del mundo, fue extremadamente prudente en premiar a una de las dos partes, porque la paz neoliberal la firmaron el gobierno y la guerrilla de las Farc-ep en Colombia. Igualmente, el mismo comité no otorgó tampoco el Nobel a las víctimas de la guerra librada.

Aquella que un expresidente en dos oportunidades se esforzó en negar su existencia. Tampoco será la martirizada Colombia quien reciba los US$ 950.000 dólares, algo más de 2900 millones de pesos colombianos, que se le entregarán en cheque a Santos, quien no tiene empacho en decir, que "Mi gran motor para mantener el esfuerzo fueron las víctimas, su dolor y su generosidad."

Mientras que el presidente hace su periplo europeo, que empieza en Oslo y terminará en Bélgica, donde lo recibirá Federica Mogherini, este lunes próximo, para lanzar de manera oficial el Fondo Fiduciario para el posconflicto, dotado con EU $ 575 millones para el apoyo del punto uno, referido al desarrollo rural integral, en Colombia, la población que tributa y trabaja recibirá el final del año con cajas destempladas, en virtud de dos asuntos cruciales.

Veamos, de una parte, la contra-reforma tributaria, que fijará los costos de la paz, en cabeza de los muchos, y, no, del 5%, que ha concentrado la mayor cantidad de la riqueza social; y de otra parte, el descarado anuncio de los gremios, quienes pretenden que el salario mínimo no pase de un aumento del 6,5%, frente a las exigencias de la dirigencia de los trabajadores que reclama al menos un 14%.

Así las cosas, las de 2016, será una navidad agria. En lo interno y en lo externo prueba que la paz que se firma, y la que se implementará de manera rápida u ordinaria, es la paz neoliberal, sin visos de avances efectivos en lo dispuesto por el artículo 13 de la Constitución, desde hace un cuarto de siglo: "que la igualdad sea real y efectiva.

La paz reformada, en virtud de los reclamos hechos por quienes lideraron el NO, dejó en parte tranquila a las fuerzas armadas y de policía, pero no a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional, que antes que Juampa reciba el premio Nobel, llama por tercera vez la atención al gobierno colombiano por la bestialidad cometida con los ciudadanos asesinados por los cuerpos armados.

Entonces cumplían una resolución expedida casi "en secreto" por el ministerio de defensa, cuya cabeza constitucional es el presidente, cuando la fementida "seguridad democrática" era el significante flotante, que permitía avanzar sin limitación alguna en la guerra abierta contra la insurgencia subalterna.

Llenándolo de sangre, y a la postre también, sin fórmula de juicio, de un asesinato, en la persona del principal animador del proceso de paz de las Farc-ep, luego de la muerte natural de Manuel Marulanda, quien reclamó terminar no humanizar la guerra entre colombianos.

Paz y Falsos Positivos

Aquel tiempo de bestialidad inaudita fue acompañado en parte, por quien este sábado recibirá la medalla, y los honores de la paz global. Él era entonces ministro de defensa, y no adelantó ninguna acción contra la causa de las actuaciones criminales de las cúpulas castrenses. Tampoco ha ocurrido ahora, como lo reporte la Corte Penal Internacional.

Hasta febrero de 2016, recuerda Gustavo Gallón en su artículo de El Espectador, hasta febrero de 2016 hubo apenas 961 sentencias, pero ninguna en contra de los altos mandos que prohijaron esta conducta, que se quiere amparar ahora con los cambios introducidos en la justicia transicional, cercenando la fórmula de "la cadena de mando".

A hoy, se registra en el informe de la Fiscalía, hay un general cuya investigación pasó a juicio, y hay investigaciones en curso contra 14 comandantes. Todo lo anterior en conexión con al revisión hecha por crímenes de lesa humanidad, que empezó en 2004, y la que corresponde a crímenes de guerra que empezó a partir del año 2009.

La cuestión agraria, el punto uno del acuerdo de paz, asunto que le da fortaleza al proceso del posconflicto ya que busca remover la estructura afianzada de privilegios que sobreviven al periodo colonial, sin que haya ocurrido la implementación.

Pero, vió ya como el Congreso dispuesto según mayorías al fast track, hundió el proyecto de ley que señalaba el acceso al agua como derecho fundamental; al mismo tiempo el articulado de la reforma tributaria desgravó el uso del agua para los concesionarios actuales y futuros de la mega minería en Colombia.

Al mismo tiempo, se le da el espaldarazo a la agroindustria a gran escala para que las transnacionales entren a saco con la fórmula de las zidres que ahoga y sitia los proyectos de economía campesina a través de las zonas de reserva campesina, que, en cambio, ha padecido todo tipo de cortapisas y aplazamientos.

Cuando el martes se ha de producir la movilización de la guerrillerada de las Farc-ep a las zonas de concentración, es posible que Colombia se encuentre ante el hecho que la Corte Constitucional haya rechazado el fast track, y la guerrilla se encuentre entre la espada y la pared. De ocurrir aquello, tendrán los colombianos que volverse a tomar las calles, e incomodar al burgomaestre de turno, copando un espacio público de concentración y protesta legendario, la Plaza de Bolívar, para que no se le haga conejo a la paz.

Una distancia necesaria

Se marcará entonces la distancia efectiva que hay entre una paz neoliberal, y una subalterna, que requiere seguridad para la insurgencia que resistió y combatió la desigualdad y la exclusión por todos los medios a su alcance.

Una insurgencia subalterna que, con todo, no fue derrotada en el campo de batalla, pero que está a riesgo de quedar en la estacada cuando se ha dispuesto a todo por hacer la paz con su antagonista.

Es fundamental darle realidad, vía expedita a una política adversarial, que permita un efectivo desenlace de la crisis de hegemonía que se ha extendido, en diferentes etapas, de su brutal, sangriento inicio en la tragedia del 9 de abril de 1948.

Permitiendo, dándole cabida, a la verdadera oposición. Esta no se reduce a las Farc-ep, por supuesto, sino que la compone una multitud con diferentes expresiones y proyectos en curso, para que en sus plurales manifestaciones exponga, debata y defienda en los espacios de representación su proyecto de sociedad inclusiva y diversa.

Al parecer, esta real participación pondrá en cuestión los cimientos de injusticia, exclusión y opresión que el capitalismo ha sembrado en Colombia y en otras latitudes. Para lo cual, para operar esta operación radical, la sociedad civil de abajo requiere y reclama seguridad de vida y efectivos espacios de participación política en la implementación de la paz.

domingo, 4 de diciembre de 2016

Compartimos este documento múltiple, de la autoría de Carolina Romero, que ha hecho circular la representación profesoral del Consejo académico de la Universidad Nacional de Colombia. 


Involucra nuevo conocimiento en torno a la disputa por la historia de la imagen de Ernesto Che Guevara, pintada en el frontispicio del Auditorio León de Greiff, en diversas oportunidades. N de. R. Visiten GRAMSCI TV.


Así se pintó el primer rostro del Che Guevara en la Universidad Nacional

che plaza che
Foto de Galo Naranjo
Hace 35 años, Alfredo y Humberto Sanjuán Arévalo pintaron al revolucionario argentino en la fachada del Auditorio León de Greiff, y meses después los desaparecieron por su activismo político y estudiantil.

Algunos estudiantes de la Nacho argumentan que mantener este rostro es preservar la memoria de los desaparecidos, y rechazan actos como el de la noche del 18 de octubre de 2016, cuando lo taparon totalmente con pintura blanca.
Carolina Romero
En un apartamento del barrio Galerías, los hermanos Alfredo y Humberto Sanjuán Arévalo gestaron la imagen más emblemática y discutida de la Universidad Nacional: el rostro del Che Guevara en el Auditorio León de Greiff, ubicado en la Plaza Che —antes la Plaza Santander—. 
Durante una semana, con ayuda de unas pequeñas cuchillas, cortaron cartón piedra en láminas de un metro, que correspondían a cada parte de la imagen, basada en la foto que Alberto Korda hizo del revolucionario argentino. “En una [lámina] hicieron la boina, en otra media cara y así”, recuerda Yolanda Sanjuán, hermana de Alfredo y Humberto. Para trabajar en su obra, sacaron los muebles de la sala del hogar en dónde vivían con sus padres —Alfredo Sanjuán Quintero y Elcida Arévalo de Sanjuán— y seis hermanos más, y la llenaron de pedazos de cartón.
En 1981, año en el que María Teresa Sanjuán —otra de sus hermanas— sitúa la anécdota,  Alfredo tenía 34 años y era estudiante de Ingeniería Catastral en la Distrital y de Arquitectura en la Nacional; Humberto tenía 22 y estudiaba Antropología, también en la Nacho. Nadie recuerda con exactitud qué día sucedió la pintada, pero Carlos Medina, autor de la novela Al calor de tropel, que narra cómo unos estudiantes tumbaron la estatua de Santander y rebautizaron la Plaza Santander como la Plaza Che en 1976, dice que es posible que haya sido durante los días de octubre, cercanos a la fecha de muerte del Che (9 de octubre de 1967). 
humbertosanjuan.png
Samuel Humberto Sanjuán Arévalo.
alfredosanjuan_0.png
Rafael Alfredo Sanjuán Arévalo. Fotos cortesía de María Teresa Sanjuán.

A los hermanos los unía el activismo estudiantil. “Ellos tenían compromisos políticos y estaban organizados en un colectivo. Por su capacidad de liderazgo y oratoria se convirtieron en figuras importantes, primero en la Distrital y luego en la Nacional”, afirma Luis Higuera, compañero de los Sanjuán en el movimiento estudiantil. Desde entonces, los estudiantes ya debatían cuáles debían ser sus símbolos. “En el edificio que era Admisiones y Registro, que tiene un techo inclinado desde el que se ve la plaza, sí había un mural de Ernesto, acompañado de la frase ‘Che, veré tus pasos’”, comenta Higuera sobre otro mural alusivo al guerrillero, diferente al del León de Greiff.
Durante los años previos a la aparición del rostro del Che en este auditorio, las noticias sobre disturbios con la Fuerza Pública en las universidades, particularmente en la Nacional, inundaban los periódicos. Entre 1971 y 1979 se reportaron hasta 26 universitarios asesinados, algunos dentro del campus, como sucedió con Patricio Silva en 1978. Además de eso, hubo estudiantes detenidos y juzgados por la Junta Militar de la época. Como una reivindicación de la lucha estudiantil, y siendo conscientes de su influencia, los hermanos Sanjuán decidieron pintar la figura del Che en ese auditorio de la Plaza Che, y así dejar una referencia clara al nombre que le habían dado los estudiantes años atrás.
patriciosilva.png Nota sobre el funeral de Patricio Silva. El Tiempo, 1 de junio de 1978.

“Alfredo dibujaba bien, tenía varias imágenes del Che y se encargó del diseño”, dice Yolanda Sanjuán. María Teresa también recuerda que, en la Nacional, él vendía cuadros de madera con la figura del guerrillero tallada. El primer Che se hizo con una especie de plantilla, y aunque era más sencillo que el que permanecía hasta ayer, estaba en sintonía con los murales de entonces. 
“Ya no era solo el texto o la frase hecha a la carrera con brochazos. Había una intención más estética y de apropiación del muro”, recuerda Mauricio Lizarralde, amigo de los hermanos Sanjuán y quien estuvo con Humberto el día de la bienvenida de primíparos en la Plaza Che en 1979. “Entré a estudiar Ingeniería en 1978 y el Che no estaba allí. Siempre se afirmaba que en la elaboración de las primeras imágenes participaron los Sanjuán y nadie lo desmentía”, confirma Higuera. 
Habiendo pintado el rostro del Che en la fachada del León de Greiff con ayuda de otros estudiantes, los Sanjuán regresaron a casa a contar cómo había salido la jornada: que la plaza estaba llena, que la gente había reaccionado con entusiasmo a la referencia, ahora sí, del Che en este lugar. “Ese día se hizo un acto político, lo habían cubierto con carteleras y papel. Hubo discursos y se presentaron Iván y Lucía, cantantes de música social muy representativos. La verdad no me acuerdo si la jornada terminó con tropel, la lógica diría que sí”, recuerda entre risas Luis Higuera.
whatsapp_image_2016-10-13_at_2.19.37_pm_1.jpeg
Congreso de Antropología Forense organizado por la Asociación de Familiares de Detenidos-Desaparecidos ASFADDES, surgida tras el caso del 'Colectivo 82'. 1990. Foto cortesía de Mercedes Ruíz.

La alegría que irradiaron ese día los hermanos en la casa de los Sanjuán Arévalo se transformaría en drama e incertidumbre meses más tarde, el 8 de marzo de 1982. Alfredo salió ese lunes a las ocho de la mañana para la universidad, ya casi se graduaba de Ingeniería Catastral y estaba en cuarto semestre de Arquitectura. 
Humberto salió a las tres de la tarde al DAS para recoger un certificado de pasado judicial y poder vincularse al Banco Granahorrar. Siempre llegaban a las seis de la tarde, pero no volvieron a casa. La familia llamó a todos los amigos y nadie sabía de su paradero; la situación llegó a tal punto que Mauricio Lizarralde ayudó a buscar sus cuerpos en morgues de Bogotá, sin resultado.


Documental 'Colectivo 82' realizado por el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, que llevó el caso por años. 

La desaparición de Alfredo y Humberto Sanjuán fue un episodio más del caso “Colectivo 82”, una serie de desapariciones entre el 4 de marzo y el 13 de septiembre de 1982: un campesino, un mecánico y 11 universitarios. El caso trató de justificarse mediáticamente con la vinculación de los estudiantes al secuestro y asesinato, el año anterior, de los tres hijos del narcotraficante José Jáder Álvarez, quien después se retractaría sobre la participación de los Sanjuán.
padreseretracta.png
Imagen tomada del documental Hagamos Memoria - Colectivo 82


Años más tarde, un juzgado establecería la responsabilidad de agentes del F-2, un organismo de inteligencia estatal, como lo venían denunciando los padres de Alfredo y Humberto en una carta enviada al diario El Tiempo el 22 de septiembre de 1982.

 “Nuestros hijos desaparecieron el 8 de marzo de este año […] En los días siguientes pudimos establecer claramente que un organismo de inteligencia del Estado había montado guardia alrededor de nuestro apartamento con el fin de capturar a nuestros hijos. 

Ese organismo que en un principio aparecía misterioso, con la ayuda del DAS, se pudo establecer que era el F-2. A pesar de haber denunciado el hecho ante la Procuraduría General de la Nación, ésta se mostró inoperante para establecer responsabilidades”, escribieron Alfredo Sanjuán Quintero y Elcida Arévalo de Sanjuán. Para Luis Higuera no hay duda de que a sus amigos los desaparecieron por su compromiso político y liderazgo estudiantil.
cartapapas.png
Carta de los esposos Sanjuán Arévalo en respuesta a las declaraciones del narcotraficante Jadér Álvarez. El Tiempo, 22 de septiembre de 1982.

Hoy el caso sigue en la impunidad. La familia Sanjuán Arévalo nunca encontró a sus hijos con vida, ni sus cuerpos. Para preservar su memoria, los estudiantes de la Distrital bautizaron el auditorio central de esta universidad como Auditorio Hermanos Sanjuán después de la desaparición.

También, como ejercicio de reivindicación, algunos estudiantes de la Nacional insisten en mantener el rostro del Che Guevara en el León de Greiff, por lo cual rechazan actos como el del pasado 9 de octubre cuando, otra vez, trataron de borrar la imagen al echarle pintura gris encima. Acto al que se suma el ocurrido la noche del martes18 de octubre, cuando lo taparon completamente con pintura blanca.
 “Si se ha de borrar el Ché hagámoslo, pero cuando entendamos y reconozcamos lo que significó. Hay que respetar la memoria, no podemos olvidar quiénes han pasado, quiénes han hablado y quiénes han pintado aquí. No podemos borrarnos, pues han sido otros estudiantes quiénes, en estos murales, evidencian nuestros desaparecidos y asesinados: los hermanos Sanjuán, Chucho León Patiño, los estudiantes del 16 de mayo de 1984”, argumentó Mario Moreno, estudiante de sociología, durante un debate abierto el pasado lunes 10 de octubre, cuando se dieron cuenta de que habían intentado de nuevo quitar al Che. 
whatsapp_image_2016-10-19_at_9.47.09_am.jpeg
La Plaza Che amaneció el 19 de octubre sin el rostro del Che Guevara. Foto cortesía de Pedro Ravelo.


Por ahora, la imagen del revolucionario argentino no está en el León de Greiff, y en la misma fachada que los desaparecidos Alfredo y Humberto Sanjuán Arévalo la pintaron por primera vez, no se ve más que un manchón blanco, pero ya hay quienes aseguran que la pintarán de nuevo. 

El debate en el campus está abierto, tanto que algunos estudiantes están convocando un plebiscito universitario el 2 de noviembre, para decidir si se mantiene o se borra el rostro; también se han hecho encuestas a través de los correos institucionales. Pero antes de tomar cualquier decisión, sin que se recurra a sabotear la imagen, lo único que quieren los defensores de preservar al Che entre los símbolos del campus, es que historias como la de los hermanos Sanjuán no queden en el olvido.