viernes, 23 de junio de 2017

MEDIODÍA EN LA W: ACUERDOS DE PAZ E IMPUGNACIÓN.
MA FERNANDA CABAL E IVÁN CEPEDA.

Los dos políticos, Cabal y Cepeda, defendieron sus posiciones antagónicas, con respecto a los acuerdos de paz entre Gobierno y Farc-Ep, cuando el presidente Santos presenta los más bajos índices de aceptación.

Ambos se esforzaron por precisar qué plantea la fuerza del Centro Democrático, CD, en reacción a los Acuerdos, y a lo que Ma. Fernanda califica como desconocimiento de voluntad popular, puesto que el NO ganó el plebiscito, convocado y realizado por el presidente Santos como cabeza del gobierno.

Porque el CD presentó dos posiciones en público la del exministro Londoño, de hacer trizas los acuerdos, y la de su jefe político, Uribe V., quien habló de modificaciones respetando lo acordado.

Anuncios y amenazas

María Fernanda, politóloga de la U. de los Andes señaló que el Centro Democrático, CD, y su alianza, de ganar la elección presidencial propondrán un referéndum, para que el pueblo refrende o confirme lo acordado en La Habana, por que esta fuerza reaccionaria considera que el resultado del plebiscito fue ignorado.

Iván respondió a cada uno de los puntos principales del programa del CD, y desvirtuó las aseveraciones de su antagonista. A su turno, recordó cómo Uribe Vélez había rectificado la afirmación de su coequipero Londoño, quien afirmó, preanunció que el CD haría trizas los acuerdos de paz.

Por el contrario, Uribe V., señaló que respetaban la ley, pero que insistirían en hacer las modificaciones respectivas, como la que acabe con el no pago de penas privativas de la libertad para los guerrilleros; el que dispongan de una parte de sus bienes muebles e inmuebles para sus quehaceres inmediatos, y su actividad proselitista.

Es inaceptable que el gobierno le entregue más de $ 3 mil millones a las Farc-ep, para establecer su propio centro de pensamiento, y para hacer los preparativos de constitución legal del partido político, y la presencia en las elecciones del 2018.

¿Lo personal es político?

Tales fueron algunos de los asuntos debatidos. Hubo un momento en que se rozaron y denunciaron situaciones familiares, y personales, como la mención a los Doce apóstoles como banda paramilitar. La representante Cabal lo rechazó, indicando que eso era falso, una invención del padre Javier Giraldo. Cepeda le recordó que Santiago Uribe fue llamado a juicio, por las sindicaciones de que es objeto.

Ella puso como ejemplo del riesgo que se corre, con la Comisión estatuida por los acuerdos de La Habana, con respecto a la lucha contra el paramilitarismo, la acusación que se hizo a su esposo como presidente de Fedegan, y a ella de paso, de ser o tener que ver con los paramilitares.

jueves, 15 de junio de 2017

MUCHO LAMENTO LA INTOLERANCIA Y LA AMENAZA


Que ayer tarde noche, con mi responsabilidad de maestro, el deliberar en público sobre la paz y la democracia en Colombia, produzca en un anónimo de los que circulan en facebook, bajo el nombre de Alex Rodríguez, espeta una incitación criminal contra mi persona, en lugar de tomarse el tiempo para debatir y expresar de frente, como lo hago siempre, lo que él/ella piensa.

Transformar el sentido común

Transformar el sentido común inoculado por la guerra social prolongada padecida por Colombia, y la intolerancia brutal que infecta el mundo, es una tarea ciclópea, pero no menos urgente.

Por lo dicho es que estoy comprometido con el Grupo Presidencialismo y participación en las tareas de la reforma intelectual y moral en Colombia desde la realización del Tercer Seminario Internacional A. Gramsci.

Esta reforma entraña una causa que empezó con la exhortación visionaria del pensador cristiano Ernesto Renán, y que se continúa con Antonio Gramsci, en el periodo entre-guerras, encarcelado por el fascismo. hasta el fin de sus días.

Miguel Angel Herrera Zgaib
Profesor asociado, Ciencia Política, Unal
Catedrático Maestría Estudios Políticos, UJaveriana
Director Grupo de investigación Presidencialismo y participación
Director del Seminario Internacional Antonio Gramsci.

sábado, 3 de junio de 2017

PERSPECTIVA SUBALTERNA
LA IZQUIERDA COLOMBIANA, APRENDIENDO DE FRANCIA Y VENEZUELA

MIGUEL ANGEL HERRERA ZGAIB

Todavía

los pre candidatos que en Colombia se reclaman de una perspectiva de izquierda siguen embobados en una disputa por separarse entre sí, en lugar de unirse, en pluralidad.

Para realizar, al fin, una consulta que abarque a todos los aspirantes y concite el interés de toda la ciudadanía que quiera votar, por quienes acrediten sus nombres y trayectorias, por una efectiva opción de izquierda democrática que haga realidad las tareas propias del posconflicto. eliminar los privilegios que hacen imposible la igualdad social y la reforma intelectual y moral, como cuota inicial de una real revolución democrática.

Esto quiere decir incluir a progresistas y al partido de las Farc-ep, y a los que provengan de los movimientos Congreso de los Pueblos, Marcha Patriótica, y las expresiones regionales y locales, quienes participarán en las elecciones para Congreso.

De tal suerte que se tenga a un candidato presidencial que no solamente supere la prueba de la primera vuelta, sino que sea apto, en cifras y conceptos para ganar la segunda, de ocurrir el ballotage.

No se pueden olvidar las diferencias que se tienen con la derecha y con la reacción, corrompidas sus dirigencias hasta el tuétano, y corresponsables de la guerra social que ya cumplió 52 años, y que cacarean su entusiasmo por una paz impracticable: la de los cementerios, o ayuna de reformas sociales, económicas y culturales sustanciales, que no reemplazan los "pañitos de agua tibia", o "el papel mojado".

Los editorialistas de "mala memoria" se vienen lanza en ristre contra la asamblea constituyente en Venezuela, que convoca el ejecutivo, pero enmudecen contra el hecho que la Constitución Bolivariana, en efecto, fue refrendada popularmente, cosa que no ha ocurrido ni en Colombia, ni en otro lugar. Y que en la presente oportunidad, en la nueva convocatoria, volverá a ser refrendada popularmente.

Esto conviene recordarlo para distinguir entre representación democrática y participación. La representación es y ha sido siempre, desde los tiempos de la revolución burguesa la forma más restringida de la participación, es su especie liberal. Pero, el tiempo presente es el de la participación tout court, y se viene incubando con gran dificultad desde la década de los 60.

Guerra de posiciones democrática

La disputa por la hegemonía, en el caso colombiano como en el venezolano, para hablar de los dos más cercanos se dirime en el ámbito de la representación democrática, valiéndonos de los marcos constitucionales existentes.

Es una guerra de posiciones democrática, sin el uso de las armas y la violencia en las calles como último argumento. El mecanismo que la hace posible, interpelando a toda la ciudadanía, sin trampas institucionales, son las elecciones y las consiguientes votaciones.

Por eso, la izquierda y la democracia colombiana, enfrentando las tareas del posconflicto no pueden olvidar las lecciones del inmediato presente, pretextando diferencias insulsas para construir un frente común para elecciones, excluyendo de su propuesta, claro está, a la derecha santista y de la callista, así como a la reacción uribista y ordoñista.

Para, entonces, efectivamente, disputar la orientación política de los subalternos que se alinderan con el centro político, que es una corriente poderosa y que tiene sus principales votantes en las nuevas franjas de sectores medios que se forjaron en el último cuarto de siglo de desarrollo capitalista dependiente.

miércoles, 31 de mayo de 2017

LA HORA DE LA IZQUIERDA DEMOCRÁTICA

Eleuberto Antonio Martorelli, de Odebrecht, destapó la corrupción política colombiana.

miguel angel herrera zgaib
Profesor asociado, Ciencia Política, Unal. Bogotá
Director grupo Presidencialismo y participación

Eleuberto Martorelli, presidente de Odebrecht Colombia, dijo a los investigadores de la Procuraduría, que pagó US $1 millón de dólares para hacer una encuesta de la campaña de la segunda elección del presidente Juan Manuel Santos; y que, igualmente, le pagó de manera directa al publicista Duda Mendoca, al servicio de la campaña del rival de Santos en la aspiración presidencial, Oscar Iván Zuluaga, el candidato títere del Centro Democrático.

Ya no queda duda alguna de cómo se participa en política en Colombia, y quiénes ganan las elecciones. Es la corrupción más inmunda, hedionda que corrobora la urgencia de que se vayan todos los dirigentes corrompidos en forma directa e indirecta, no importa qué excusas ofrezcan o que retórica esgriman.

Con esta información no queda duda que el para-presidencialismo se prolonga, después que sabemos cómo ganó las dos elecciones el ex Álvaro Uribe con la participación abierta y encubierta de los paramilitares. Tal y como ellos mismos lo han denunciado, después que fueron extraditados, y, antes, cuando se pavonearon hablando ante el mismísimo congreso de Colombia.

Y cómo el ex Uribe Vélez y su troupe buscó con el doctor Ternura convertir a las autodefensas en sediciosos, para darles el estatus de delincuentes políticos, y legalizar su control sobre los espacios rurales y semi-rurales, donde se iba cosntruyendo con cinismo el llamado "estado comunitario".

Vuelve a tener razón Jorge Eliécer Gaitán después de asesinado: el país nacional tiene que imponerse sobre el país político, un parásito que con cinismo se auto-reproduce, y cuya disposición y vocación criminal, en lugar de disminuir se multiplica exponencialmente.

Es la hora de la izquierda

Al revisar las últimas encuestas, a un año de la elección presidencial, Alfonso Gómez Méndez, columnista liberal, excandidato, quien se desempeñó como procurador cuando se investigaban las actuaciones del Mas, se pregunta al respecto: ¿registran o crean hechos políticos?

Primero se sorprende que haya más de 30 aspirantes al solio de Bolívar; y a propósito de lo que la encuesta pregunta, en particular: si el país va por buen o mal camino. Él remata diciendo: "Los medios no hacen encuestas, solo las divulgan". Pero también las contratan.

Alfonsito pasa revista de los punteros y de los últimos, pero por ninguna parte menciona a las figuras de la izquierda; menos se refiere a Gustavo Petro, el progresista, quien es favorecido por las encuestas. Solo tiene ojos para los candidatos del bipartidismo, bajo sus diversas formas

Con la prueba que las encuestas definitivas se compran por las candidaturas más poderosas, y que los capitales privados le juegan a los "caballos más opcionados," tiene que haber una revolución.

Si la izquierda quiere participar en la disputa por la presidencia, tiene que exigir una radical modificación al modo como se financian las campañas, la composición del Consejo Nacional Electoral, y exigir que el uso de los medios de comunicación sea por igual para todos los aspirantes.

(continua)
Zizek y la (nueva) lucha de clases

miguel angel herrera zgaib

Mi amigo y colega en los estudios gramscianos, Luciano Concheiro, en una de sus más recientes visitas, me trajo la publicación de Slavoj dedicada a la indagación por la presencia sintomática de los refugiados y el terror. Antes, otro amigo, el joven maestro, Hernán David me había llamado la atención sobre ese conjunto de ensayos publicados por Anagrama, pero que en inglés tienen otro título:
Against the Double Blackmail. Refugees, Terror and Other Troubles with the Neighbours.

Intrigado por ese contraste de títulos, como no pocas veces pasa con las películas extranjeras, y quienes le cambian el nombre sobre determinados por fines comerciales recorrí el texto, y fijé mi atención, en encontrar, descubrir el porqué de aquel cambio, y encontré un principio de explicación en un intertítulo del libro, ¿Qué hacer?

De allí extraigo los siguientes párrafos, donde Zizek busca responder a qué debería hacer Europa, atravesada en estos días por las tentaciones manifiestas del Brexit, con sus líneas de cal y de arena. Luego de los atentados de París, y ahora con el triunfo de la derecha neoliberal comandada por Macron y Hollande.

Esto dice "el armadillo"

"Lo que hay que recuperar, pues, es la lucha de clases, y la única manera de hacerlo es insistir en la solidaridad global con los explotados y oprimidos. Sin esta idea global, la patética solidaridad con las víctimas de París es una obscenidad seudoética.

A pesar de que una gran oscuridad rodea la afluencia de refugiados a Europa, entre ellos hay muchos que sin duda intentan escapar de las aterradoras condiciones de vida de sus países. Un día después de los ataques de París, uno de ellos comentó fríamente en televisión:
<>

Quizá la solidaridad global sea una utopía, pero si no luchamos por ella, estamos realmente perdidos, y merecemos estar perdidos. (ps. 126,127)"

domingo, 28 de mayo de 2017

EL FINAL DEL GIRO

miguel angel herrera zgaib

Cronometrados los primeros 8 kms, Dumoulin le ha descontado 32 segundos a Nairo Quintana, y en tercer lugar va Vincenzo NIbali, el tiburón de Messina. Es el momento en que se equilibran todas las cargas, y cuando la montaña y el plan brindan su resultados, según las condiciones de cada pedalista.

Nadie se atreve todavía a señalar quién será el ganador, pero, para quienes hacen cuentas, le siguen dando chance a Tom, el corredor que se destapó con desenfado para dar satisfacción a sus necesidades corporales, y volver a encaramarse en su caballito, y reemprender el contacto con la carrera.

Pues, bien, hoy, en pocos minutos sabremos, quién se sale con la suya. En mi caso, la inclinación es porque Nairo triunfe sobre el holandés. Es la oportunidad para que este deportista de origen campesino, nacido en un grupo subalterno, crecido en una sociedad tradicional, hecho a pulso, con esfuerzo, le gane a otro deportista levantado en otro ambiente, la Europa de la modernidad, con todas las comodidades conquistadas por el Estado de bienestar.

Por el contrario

Nairo Quintana, para obtener una mejor vida tuvo que ponerle todo el entusiasmo, disciplina y dedicación al sillín, empezando con el ejercicio de hacer mandados en una pesada bicicleta común. Luego, los scouts del ciclismo lo descubrieron, y empezó su ascenso, y el cambio de su fortuna.

En el segundo cronometraje, Nairo va perdiendo la vuelta, ya Dumoulin le sacó algo más de 1 minuto. El deporte del ciclismo ya tienen pocas sorpresas, que no sean la irrupción de lo inesperado, que rompa los cálculos y las cualidades probadas de los pedalistas, estudiadas al detalle por los entrenadores y los patrocinadores que le ponen el músculo financiero a los equipos patrocinados por las grandes empresas.

Bueno, esperemos, y celebremos en la Milán que hoy se engalana para la ceremonia. Una gran felicitación Nairo, y suerte en el Tour.

miércoles, 24 de mayo de 2017

LA DISPUTA HEGEMÓNICA POR LA DEMOCRACIA EN VENEZUELA Y COLOMBIA:
PODERES Y CONSTITUCIONES.

miguel angel herrera zgaib
profesor asociado, ciencia política. Unal, bogotá.
Director Grupo presidencialismo y participación, y
Seminario Internacional Gramsci

A la fecha, el presidente Nicolás Maduro entregó al CNE las condiciones que propone para elegir los miembros de la ANC. El documento lo recibió ayer Tibisay Lucena, quien tendrá que organizar la elección de los 540 constituyentes, de los cuales 364 se elegirían directamente por los municipíos. Esto si se acepta la propuesta, en el mes de julio de este año; igualmente de aceptarse la elección de gobernadores cuya fecha propuesta por el ejecutivo es el 10 de diciembre.

En particular, acudir a la fórmula municipal para definir las circunscripciones electorales afecta negativamente a la población habitante de la ciudad de Caracas, que tiene más de 6 millones de habitantes.

Sin embargo, al estar Caracas dividida en 7 municipios, solamente eligiría a 7 constituyentes, mientras que, por ejemplo, dicen los críticos, el estado Zulia, al tener 22 municipios, eligiría a 22 constituyentes con una población que no supera los 2,3 millones de habitantes. Es decir, la proporción que resulta con estas circunscripciones es de 3/1, en perjuicio del potencial votacional de la capital, donde la oposición es mayor, mucho más activa y biligerante.

Hecho el anuncio, dos miembros del Tribunal Supremo de Justicia, Danilo Mojica y Marisela Godoy, manifestaron su disenso frente a la convocatoria hecha por el ejecutivo venezolano. En materia constitucional, ambos aducen que esta convocatoria al omitir el referéndum consultivo previo viola la soberanía popular, y, además, piensan que tampoco resolverá la crisis actual.

Sin embargo al revisar la constitución bolivariana, Capítulo III. De la Asamblera Nacional Constituyente, esto dicen, respectivamente los artículos pertinentes:

347. El pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario. En ejercicio de dicho poder, puede convocar una asamblea nacional constituyente con el objeto de transformar al Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución.

348. La iniciativa de convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente podrá hacerla el presidente o presidenta de la República en Consejo de Ministros; la Asamblea Nacional, mediante acuerdo de las dos terceras partes de sus integrantes; los Consejos municipales en cabildos, mediante el voto de las dos terceras partes de los mismos; y el quince por ciento de los electores inscritos o las electoras inscritas en el registro electoral.

Colombia y Venezuela

Al hacer la anterior lectura, Maduro y el Consejo de Ministros han tomado una de las vías que los autoriza para hacer la convocatoria sin violar lo dispuesto por la Constitución vigente. No queda claro entonces, el reclamo de los dos magistrados, en el sentido que tiene que haber un referéndum consultivo previo.

Es probable que dicha interpretación sí tenga aplicación en otros escenarios constitucionales. Tal es el caso del colombiano, donde, las propuestas de convocatoria a una asamblea constituyente, no se pueden realizar de manera directa, sino que están sujetas al control del Congreso, como en particular ahora, se puso de presente, y se viene debatiendo, una vez que aquel autorizó por mayoría el fast track, para un caso específico de reforma, en el tránsito de la guerra a la paz.

Sin embargo, la otra rama del poder público, representada por la Corte Constitucional, adujo, en últimas, que el poder legislativo no podía ser excluido de la deliberación y de la reforma. Incluso, pretextando que no puede haber sustitución de la constitución en ningún caso. Sabido es que el magistrado Carlos Bernal, que inclinó la balanza otra cosa había escrito en público hace dos años, en una publicación especializada.

En últimas, lo que aquí se argumenta, para ponerle freno al acelerador de la paz, es que los órdenes constitucionales modernos siguen teniendo cláusulas pétreas, pero, en este caso, no es el bloque de constitucionalidad en torno y para la salvaguarda de los derechos fundamentales, sino las que garantizan los denominados checks and balances.

Tal es el caso de Colombia, y así aparecen, con perfiles definidos, las tensiones entre las lecturas liberales y democráticas de la norma de normas, en resumen, la distinción fundamental entre poder constituido y poder constituyente, ante la que patinan más de uno de los estudiosos nacionales más connotados. En cualquier caso, en la palestra está el centenario debate casi, entre lo argumentado por Hans Kelsen y lo dicho por Carl Schmitt.